Reflexões do Cotidiano

quarta-feira, 2 de fevereiro de 2011

La isla de 100 habitantes

Existe una isla paradisíaca, un lugar privilegiado por la naturaleza, habitado por
una pequeña tribu con tan solo 100 miembros. Sus rasgos físicos y sus
costumbres son muy variados. La mayoría son de piel oscura, sólo 30
son lo que podríamos llamar blancos y sólo una de cada 8 personas es
de origen africano, aunque cuentan que, en realidad, todos proceden de
ese continente.
Un poquito más de la mitad son mujeres. La mayoría de parejas
están formadas por un hombre y una mujer, aunque hay 6 personas que
se declaran homosexuales y viven con una pareja de su propio sexo. A los isleños se les
anima a que rindan culto en las iglesias de la aldea, pero no todos profesan la misma
religión y esto suele ser motivo de frecuentes disputas.
Aparentemente reina la tranquilidad en la isla pero, durante la visita de
observadores internacionales, se han descubierto graves irregularidades y conflictos.
Una noche, mientras el jefe ofrecía uno de sus banquetes, derrochando comida y bebida,
los observadores salieron a dar una vuelta y descubrieron que más de un tercio de los
habitantes apenas tenía nada para cenar y mostraba signos de desnutrición y otras
enfermedades. Los observadores siguieron paseando por el resto de la isla y
descubrieron que la mayoría de los problemas de salud están relacionados con las
normas que rigen el uso del pozo: 1 de cada 6 ciudadanos tiene prohibido sacar agua y
tiene que recurrir a una ciénaga, que también hace las veces de cloaca.
Los observadores deciden hacer un informe sobre la situación, en el que hacen
constar datos como los siguientes:
-Una de las familias, con sólo 6 miembros, es dueña de más de la mitad de la
aldea, tanto del suelo y edificios, como del agua y otros recursos naturales necesarios
para alimentarse, vestirse, construir las chozas y repararlas.
-Una buena parte de la población vive a las afueras de la aldea, en chozas
ruinosas o directamente en la calle.
-43 personas viven sin sanidad básica.
-7 personas tienen educación secundaria y sólo 2 tienen título universitario.
-26 no saben leer escribir lo más mínimo (17 mujeres y 9 hombres)
-18 personas viven con 1 dólar al día y 53 no tienen más de 2 dólares por día.
Cuando los observadores comentan la situación con el jefe de la isla, este les
dice que todo está debidamente regulado y controlado según la legislación local; no
obstante, el libro de reclamaciones está a disposición de todos los habitantes, que
pueden presentar su queja o solicitud por escrito, en los impresos destinados a tal efecto,
previo pago de la tasa correspondiente.

Nenhum comentário:

Postar um comentário